Descargar APP
  • Síguenos en las redes:
dsc_0002-630x420

Celebraron Ángeles de Dios 15 años de compartir la vida

noticias

Publicado: enero 6, 2017 a las 8:00 am

Personas invidentes, con síndrome de Down, síndrome de Reiter, síndrome de ictiosis, entre otros, que forman parte del grupo “Ángeles de Dios” celebraron 15 años de haberse integrado. Festejaron en una misa de acción de gracias celebrada el pasado 4 de diciembre en la parroquia de Santa Cecilia.
Blanca Rosa Ramos Ontiveros, fundadora del grupo, dijo que actualmente integran el grupo 88 personas con diferentes enfermedades o síndromes, quienes reciben apoyo material y espiritual de parte de diversos patrocinadores.

En la época Navideña, Doña Blanca se encarga de compartir alimentos y un detalle sencillo con ellos, gracias a los donativos que recibe el grupo, desde cobijas, despensas, ropa y otros detalles que ayudan

“Todo lo que recibimos es bueno para ayudar a estos ángeles que Dios va poniendo en el camino”, dijo doña Blanca, quien desde niña juntaba dinero para comprar dulces y cacahuates y darlos a los necesitados, después creció trabajo y compraba juguetes para regalárselos a los más necesitados.

En la misa, el padre Aurelio Saldívar se refirió al tiempo de Adviento que se vive y pidió a los presentes hacer obras que realmente preparen a la comunidad para la venida del Salvador.

Dirigéndose a los integrantes del grupo “Ángeles de Dios”, dijo que la vida es un don, un tesoro precioso, sobretodo cuando compartimos con los demás.

“Ustedes han descubierto que la vida es un regalo de Dios… esta labor altruista, supera cualquier capacidad y sobre todo para ti Rosa que te han de haber dicho loca, por preocuparte por estas personas que no son tu familia”, dijo el sacerdote.

Señaló que lo verdaderamente importante es descubrir el don de la vida y saberse dar a los demás; sentirse uno mismo amado, pero amar y ayudar a los demás como respuesta al amor de Dios.

“Quizás nadie te va agradecer, pero cuando tú miras una sonrisa, dices ¡bendito sea el Señor”, puntualizó.

Al final de la misa, integrantes del Moto Club “Centauros del Norte” compartieron hot dogs y bebidas con los asistentes, así como les obsequiaron bufandas, guantes y gorras.

Por: Claudia Iveth Robles González